BMW Z3 M 1998

BMW diseñó éste magnífico deportivo coupé con la intención de marcar un antes y un después en el segmento. Años más tarde nos encontramos con este impresionante Z3, que con la preparación realza aún más la imponente estética de este lobo con piel de… lobo.

Por Angel Collado

tercera-doble

Y es que, desde que salió al mercado la gama Z3 de BMW, las miradas han sido constantes. Ya sea en su versión descapotable o coupé, esta creación ha atraído las miradas de todo el mundo por cada calle que pasaba. Ni qué decir tiene que las versiones con motor ///M son codiciadas por cualquiera que piense más con el pie derecho que con el corazón, deseando experiencias vertiginosas a los mandos de esta bestia.
Una vez hemos refrescado la memoria y las virtudes del bávaro, nos surge una pregunta: ¿qué más se le puede pedir a un coche que, a priori, es perfecto? Su dueño, Fran, un apasionado del motor y la personalización lo tuvo bien claro. No bastaba con tener un Z3 M Coupé, quería tener SU Z3 M Coupé, único, intransferible y sobre todo personal, muy personal.

hfudfhdfuhd

Sin riesgo no hay gloria
La aventura no era sencilla, por lo que se optó por la carta más arriesgada, que es moldear tu propio coche, plasmar tus ilusiones con tus manos, lo que sin ser un profesional resulta un gran reto. La apariencia del coche debía ser exageradamente agresiva y se recurrió a la artesanía, a base de trabajar la pieza original para después hacer el molde definitivo. Con esto se logra disponer de repuestos al tener el molde, además de aligerar el peso de la transformación, sin duda un trabajo digno de profesionales.

Las nuevas aletas, ensanchadas 10 centímetros por cada lado, así como ambos paragolpes y taloneras se realizaron con esta técnica. Cuando lo vemos aparecer por nuestro espejo interior apreciamos un afiladísimo paragolpes que integra a la perfección tres entradas de aire para refrigerar el corazón que mueve el conjunto, y que al estar completamente alisado, encaja a la perfección en la línea final del coche.
Para no romper esa desorbitada línea se trabajaron los pasos de rueda y de paso se suprimieron los intermitentes laterales. Los bajos de caja están enfibrados a ambas aletas formando una sola pieza, si bien son simples y efectivos: anchos, lisos y, sobre todo, muy envolventes en los pasos de rueda, dando un acabado espectacular al lateral del M Coupé.
La trasera no podía dejarse al azar y se estudió cada paso a dar antes de plasmarlo sobre el coche. El portón del maletero se alisó por completo, eliminando el logo y el sistema de apertura a la vez que una gran visera a modo de alerón se integra a la perfección debajo de la luna trasera. El paragolpes se unió a las aletas y guarda un rasgo común con el resto de la preparación: agresivo pero sin estridencias. La única excepción que altera la imagen de la pieza se debe a los gases de escape, cuya combustión emite sonidos celestiales a través de las cuatro salidas emparejadas. Y digo celestiales porque, si los dioses tosieran, seguro que sonaría tan bien como el rugir de este seis cilindros. Para finalizar el exterior del Coupé no podemos olvidarnos de la pintura ni de las ópticas delanteras, trabajadas de forma artesanal como todo el coche. El cristal exterior ha desaparecido, quedando ahora a la vista los focos interiores y el marco de los mismos, que ha sido pintado en negro.
La pintura expresa a la perfección el contexto del proyecto. Un rojo que nos evoca la agresividad estética, la pasión de dos años de trabajo, la sangre de alto octanaje que recorre las venas de Fran… ¡Vamos, que viendo el coche acabado su color sólo podía ser el rojo candy elegido!

convar-872er93289

No podía faltar
A nivel mecánico, las modificaciones están a la altura de un proyecto de ésta magnitud. Unos muelles del especialista Hamman aportan aplomo y seguridad a la hora de absorber los boquetes de las incuestionables carreteras españolas, mientras que unos Pirelli, montados sobre unas atractivas llantas Antera de 20 pulgadas, no permiten que este BMW se rebele más de lo deseado por el pie derecho de su conductor. La frenada mejora notablemente con unos discos Tar•Ox rayados, mordidos por las pinzas originales que han pasado a ser de color rojo.
El pequeño habitáculo germano ha dado mucho juego y pese al lujo de origen ahora se respira un aroma a racing que da miedo. Y digo da miedo porque, sabiendo que más de 300 CV laten bajo el capó, asusta ver unos arneses Sabelt de cuatro puntos ya que nos dejan bien claro que aquí dentro se puede liberar un nivel preocupante de adrenalina.
Los asientos se han retapizado en cuero negro y rojo, el mismo color que baña diversas piezas plásticas del salpicadero. Entre cuero y pintura se encontró hueco para colocar tres relojes de información adicional sobre el motor, además de un enorme cuentarrevoluciones para poder exprimir la furia en el rango idóneo de revoluciones. Para tratar de tú a tú al corazón ///M, Fran dispone de unos pedales Sparco, sabiamente combinados con un pomo Momo Raptor y una empuñadura de freno de mano del mismo fabricante; por medidas lógicas de seguridad el volante ha permanecido de serie.
El apartado audio ha sido tratado con mucho esmero, y nos es para menos, esta customización merecía una instalación sonora de altura. Todos los elementos son de la casa Beyma, una elección muy acertada, estos valencianos realmente fabrican productos de primera calidad… Pero vamos al trapo… Levantar el portón trasero es como abrir la caja de Pandora… Un muro sonoro nos da la bienvenida a base de graves profundos y contundentes, y no es de extrañar, tres majestuosos subwoofers de 12” están encastrados en un cajón (a medida y con los litros que demandan los altavoces, claro está), dos de ellos con el imán para dentro, y un tercero conectado a contrafase con las tripas al aire… Junto a los subs encontramos unos coaxiales de 6,5” y dos motores Beyma. Pero no acaba todo ahí, la fuente de la casa Kenwood y el amplificador firmado por Beyma también han sido instalados en el muro sonoro, todo un alarde de originalidad.

avatar

About The Garage Tuning Team

Equipo de garaje tuning. Somos gente veterana del mundo del motor y especialmente del tuning del panorama Español y Europeo. Mantenemos esta pequeña revista digital para vuestro disfrute. Os invitamos a dejar una opinión vuestra en los comentarios, ya que para nosotros significa mucho.