VW Golf V R32 vs BMW 130i

Tienen corazones germanos, proceden de la misma patria y poseen un marcado carácter, tan diferente como las siglas de sus progenitores. Volkswagen y BMW nos brindaron la oportunidad de acercarnos a dos modelos con gran poder de atracción, que combinan de la misma forma cantidad y calidad de potencia; belleza y pasión se mezclan para deleite de los seguidores de El Garaje Tuning.

A grandes rasgos existen muchas similitudes entre estos dos alemanes: motores atmosféricos, seis cilindros, aceleración, potencia, precio… Pero en este caso, las unidades probadas poseen diferencias tan marcadas como la tracción, 4motion de VW frente al trasera de BMW, la caja de cambios robotizada o DSG frente la clásica manual, bloque de cilindros en V frente a los seis en línea o el gran cubicaje del R32 frente a la respuesta cuadrada del recorrido de pistón del 130, las ayudas electrónicas, la forma de entregar la potencia, de trazar, de parar.

Dos mundos tan parecidos y tan distantes a la vez, esta es la sensación que conservamos  después alternar la conducción sobre gran variedad de tramos, baches, subidas, bajadas y kilómetros de carreteras reviradas. Tras lo cual, acordamos no mencionar victoriosos ni vencidos, sino tratar de definir las virtudes de cada uno de estos manejables misiles del asfalto.

Bajo el rojo capo se oculta el seis en línea de BMW, un 3 litros que rinde 265 CV de potencia y proviene de los motores montados en los modelos 330i y 630i, el secreto de que el serie 1 sea más potente lo encontramos en la reprogramación de la centralita, con avance de encendido más preciso, y en el nuevo sistema de escape, que incorpora una válvula que regula la evacuación, al abrirse a medida que aumenta el régimen de vueltas facilitando la salida de los gases sin sobrepresiones y que además proporciona un sonido de recomprensión muy racing en las reducciones.



El rendimiento del vehículo parece “light” si nos olvidamos de los relojes y las mediciones, la respuesta del motor es muy lineal, entre 2.500 y 4.000 vueltas es cuando el motor estira y marca la máxima de su par, consiguiendo incluso mejor respuesta que su rival, el R32. En el paso por curva a alta velocidad inciden directamente los controles electrónicos del vehículo ABS, DSC, CBC y EBD que se encargan de regular la tracción y la frenada, sin que notemos intromisiones bruscas en la conducción.

El R32 serie cinco es tan auténtico como su predecesor, el mito, el sonido, el tacto… Al contrario que su rival, la entrega de potencia parece brutal, pero las mediciones dan la victoria al 130i. A su favor, nada tan conseguido como el cambio DSG, que aporta sensaciones tan apasionantes como las procedentes de un motor de dos tiempos, con espectaculares subidas y bajadas de las revoluciones del motor, realizando la selección de marcha de manera rápida y precisa, aunque hay que cogerle el tranquillo, en novatas reducciones antes del paso por curva el motor llega a empujar un poco.

El propulsor de 3.184 cc. tiene una potencia oficial de 248 CV pero nuestras mediciones en el banco de potencia de DEMAC han arrojado una máxima de casi 263 CV al seis cilindros en V. A cualquier régimen, el motor responde de forma contundente desde abajo hasta el corte de encendido, que se realiza a 6.800 vueltas, algo que le diferencia de su hermano el GTI con motor TFSI, además de otros elementos como el sistema de tracción total de embrague electromagnético, que manda tracción al eje trasero ante la perdida de agarre en las ruedas delanteras, y de la suspensión más dura, que no seca, en el R32, lo que permite virajes más rápidos manteniendo muy estable la caja en horizontal, pero permitiendo un amplio recorrido en vertical.

La sintonía de ambos motores con sus carrocerías dejaría difícil una elección que no se basara en lo puramente estético, aunque lo correcto es decir que ni siquiera hemos encendido la radio, ni el navegador, ni ninguna de las multitudinarios extras que ofrece BMW, tampoco nos ha importado la rapidez con la que baja la aguja del indicador del nivel de gasolina del R32. Nos ha bastado con disfrutar con la música de sus motores, la potencia de sus frenadas y la precisión de los virajes. No habría ninguna decisión más acertada que la dejarse llevar por la pasión, eso si, si el bolsillo te lo permite.

avatar

About The Garage Tuning Team

Equipo de garaje tuning. Somos gente veterana del mundo del motor y especialmente del tuning del panorama Español y Europeo. Mantenemos esta pequeña revista digital para vuestro disfrute. Os invitamos a dejar una opinión vuestra en los comentarios, ya que para nosotros significa mucho.